VANGUARDIA COMUNISTA TFS 02343235136

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Reflexiones de Medio (MAC) a los Medios Alternativos y Comunitarios

Prensa Comunitaria/Barlovento VIVE
Reflexiones de Medio (MAC) para Medios Alternativos y Comunitarios:
Naturalmente que Venezuela no estuvo exenta de este proceso. Por el contrario, al emerger desde un principio como dependiente de los centros hegemónicos del poder mundial, ha estado sometida, inexorablemente, a la lógica e intereses del mercado y del capital internacional.
En materia comunicacional, como en todos los aspectos de la vida nacional y social, la sociedad venezolana ha estado sujeta a designios extranjeros, europeizantes en los primeros momentos usa-americanos ulteriormente, facilitada esta situación por la acción desnacionalizadora de las élites locales presurosas de someterse al extranjero explotador con tal de mantener sus privilegios y participar del reparto aunque sea de las migajas de la riqueza nacional.
Nuestro proceso como pueblo – nación ha estado caracterizado, en primera instancia, por el sometimiento de nuestros aborígenes, diezmados sus pueblos , destruidas sus manifestaciones culturales y cosmogónicas, extinguidas prácticamente sus expresiones idiomáticas, menospreciadas sus instrumentos verbales y comunicacionales; y con la incorporación posterior de los aportes de los negros esclavos desarraigados violentamente de su África originaria; y mezcladas estás dos vertientes étnicas con los (blancos peninsulares de orilla) se dio paso a un pueblo que, si bien, históricamente ha estado excluido de la conducción de los destinos nacionales, a pesar de sus ingentes contribuciones en el forjamiento de la Patria venezolana, ha sabido mantenerse expectante a la espera de la oportunidad histórica para reclamar el lugar o papel que le corresponde en la conducción del país.
Mientras las élites desnacionalizadas han estado preocupadas por preservar sus ventajas no importándole para ello hipotecar o poner en peligro la existencia misma de la Patria, asumiendo valores y copiando costumbres que nos son ajenas y teniendo como soporte un aparato de Estado que fue concebido por un lado, para que sirviese como palanca para la acumulación capitalista dada su condición de propietario de los copiosos recursos naturales desde los tiempos en que la percepción visionaria del Libertador Simón Bolívar decretara la propiedad colectiva, ejercida a través del Estado, de todos los bienes o recursos renovables o no renovables que nos hubiese legado la noble madre naturaleza y, por otro lado, como brazo cohesionador y coercitivo de la sociedad por su condición también de monopolizador de la violencia legitima.
Las élites locales en este trayecto depredador y antinacional, instalaron, sobre todo a partir de la segunda mitad del siglo pasado, una estructura empresarial comunicacional cada vez más concentrada dependiente y cartelizada, articulada con las agencias internacionales, que les permitió repartirse el espectro radioeléctrico para sus empresas radiofónicas en la convicción de que este bien nacional les pertenecía de la misma forma como se han aprovechado de todos los bienes públicos. Así mismo montaron sus empresas de medios impresos en la creencia de que tenían copados las expectativas de los lectores nacionales.
Con este aparato comunicacional y con la llamada industria cultural a él asociado han venido desplegando con total impunidad, a lo largo de varias décadas una practica mediática que antes que comunicar incomunica a los venezolanos, que los atosiga de información sin informarlos, que invisibiliza realidades, a los pueblos originarios y, en general, al bravo pueblo trabajador, que descontextualiza la noticia, que sobredimensiona los hechos socialmente negativos, que propician la sobresaturación noticiosa banal y estupidizante y que, en fin, maneja una concepción singular de la libertad de expresión que se sustenta en la libertad de los empresarios mediáticos de imponerle al colectivo social sus particulares y no advertidos puntos de vista que por supuesto están orientados a salvaguardar sus intereses y en aras de mantener el poder clasista que han detentado a lo largo del tiempo.
Impusieron un modelo comunicacional en el que el pueblo, que es la base de la pirámide social que han recreado históricamente en Venezuela, esta constreñido a ser un mero receptor pasivo, un mero consumidor desprevenido del mensaje manipulador y mediatizador que emana de las nadas ascéticas y mucho menos neutrales fuentes comunicacionales privadas.
Los MAC vanguardia comunicacional del pueblo
Pero, si acaso, es en las diversas manifestaciones de la comunicación alternativa donde la nueva estructura comunicacional del país ha alcanzado su mayor significación, por la connotación estratégica que objetivamente implica. Los Medios Alternativos y Comunitarios (MAC) en la Venezuela bolivariana se han expandido a lo largo y ancho del país, acrecentando su potencial político, cultural, tecnológico y propiamente comunicacional de manera sostenida, y mejorando su calidad progresivamente. Contando con el respaldo del Presidente y asumiéndose como aliado estratégico del gobierno bolivariano, los MAC tienden a erigirse, cada día más, como los voceros naturales y directos de la gran mayoría popular que no tenían voz para expresarse.
Ya se cuentan por centenares los MAC que en sus diversas expresiones (impresa, radial, televisiva y digital ) activan por todo el país con la aspiración de multiplicarse por miles, dando paso a una concepción auténticamente democrática de la comunicación: diseminada y desconcentrada en su accionar en todo el cuerpo social pero al mismo tiempo articulada en una misma posición en la defensa del proceso de cambio revolucionario bolivariano, en la denuncia al imperialismo voraz y depredador, en la confrontación al mensaje manipulador de la estructura mediática privada y en la defensa y difusión de las esperanzas, sueños y realidades que anidan en el bravo pueblo en su lucha por concretar una mejor y equilibrada sociedad.
El movimiento de los MAC, como parte de la vanguardia social del pueblo venezolano, se fundamenta en la lucha por la profundización de la democracia venezolana y, por tanto, por la democratización de la comunicación,(la cultura) y en contraposición a la concepción elitesca típica de la cuarta republica que apostan por la concentración y monopolización de la comunicación. (venta al mejor postor)
El movimiento social de los MAC apunta hacia el fortalecimiento de la sociedad, en la idea de que en el nuevo estadio social por construir sea la venezolana una sociedad de la comunicación; es decir, una sociedad donde la comunicación, antes que objeto de consumo en la que el hombre o mujer perciban lo comunicacional como una creación totalmente ajena así mismo(a), lo asuman como una función vital para el desarrollo humano.
Lo màs contraditorio es que en la mayoria de los casos los alcaldes,diputados,gobernados,ministros en contraposición a la concepción elitesca típica de la cuarta republica que apostan por la concentración y monopolización de la comunicación. comprando espacios en los medios perbersos y mediaticos sin analizamos los gastos burocraticos anuales por concepto de publicidad comercial y privada veremos que hemos alimentado a ser un mero receptor pasivo, un mero consumidor desprevenido del mensaje manipulador y mediatizador que emana de las nadas ascéticas y mucho menos neutrales fuentes comunicacionales privadas
En barlovento nos preguntamos cuanto MAC hemos recibo el apoyo de los gobierno locales que contradicen el analisis sociopolitico que se ha generado anteriormente los pocos medios de comunicaciòn popular lo han convertidos en lugar de enfretamiento de pueblo contra pueblo, al  no tener una visiòn solidad y  politica de la comunicaciòn popular de que los MAC son partes de un proceso articulador que genera criticas construtivas entre la comunidad y el poder local constituido para mejorar el abandono social y las malas politicas a espaldas del buen servicio y de una mejor calidad de vida. analizamos que ha nosotros mismo no nos han dando respuesta al compromiso y  visiòn objetiva de la comunicaciòn popular mientras ustedes en la actualidad estan alimentando a los grandes medios comerciales y privado a cambio de comprar una imagen falsa que mediatiza. Los verdaderos intereses socio politico de nuestro proceso revolucionario, cave destacar que con estas situaciones desmejoran la acrebilidad de los MAC y alimentan a la oposiciòn para desatar campaña encontra de MAC .
La mayoria de los MAC no contamos una infraestructura propia, la mayoria de casos el mantenimiento y la buena funcionalidad consumen costo operacionales que no tenemos para costiarlos, los que representamos los medios alternativos y comunitarios somos trabajadores voluntarios gran parte de nosotros no contamos con una seguridad social , si nos enfermamos, si se nos quema un equipo, la mayoria de los caso se les olvidan de que hemos construido durante el proceso revolucionario, mientras la vanidad y la hipocrecia y el derroche burocratico nos hace victima de usted  no hay humanismo nuestras debilidades son sus responzabilidades en lo politico un mal lider nos impone el buen lider construye y solo se acercan cuando hay elecciones y sus aspiraciones los que nos hacen victimas de un despresio colectivo. Los MAC no nos compran para hacer nuestro trabajo sociopolitico mientras un grupo de ustedes cuarta republicanos  funcionarios publicos tratan de imponernos un auto control mediatico de sus relaciones partidistas Adeca - Copeyana vende patria han aprovechando las instituciones del estado para acometer derechos y deberes constitucionales exigiendo requisitos de control administrativos mediaticos a MAC mientras en venezuela ha crecido el doble el poder privado y comercial de los medios comerciales y privado sin tener ningun mecanismo de control, sin habilitaciòn y conseciòn de uso por que le esconden esta informaciòn al presidente hugo chavez  y que en lo cotidiano, nos pregutamos señores funcionarios cuarta republica den repuestas a nuestras solicitudes para mejorar tecnicamente los MAC       

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada